NUEVA ESPECIE PARA LA CIENCIA: Hoplias misionera

¿POR QUÉ ES DIFERENTE LA NUEVA HOPLIAS MISIONERA DEL RESTO DE LAS TARARIRAS  HASTA AHORA CONOCIDAS?

¡CIENTÍFICOS DEL CENTRO DE INVESTIGACIONES ANTONIA RAMOS (CIAR), QUE ​DESCUBRIERON A ESTE NUEVO PEZ DE LA FAMILIA DE LAS TARARIRAS, NOS EXPLICAN LAS DIFERENCIAS!

Dentro de las familias de las Tarariras (Erythrinidae) existen 12 géneros, siendo el género Hoplias el más diverso, según estudios citogenéticos de esta especie.
 
Y dentro del género Hoplias, la nueva tararira misionera se diferencia por muchas características.
 
La configuración en forma de Y de los márgenes mediales de los dentarios, separa fácilmente a Hoplias misionera de todas las especies restantes de Hoplias (márgenes paralelos en el grupo Hoplias lacerdae y Hoplias aimara y en forma de V en el grupo Hoplias malabaricus).  La Hoplias misionera también puede distinguirse de H. malabaricus por el número total de radios de la aleta dorsal (14-16 vs 14) y pectoral (12-14 vs 11) y el número de escamas en la línea lateral (40-43 vs 38-39). H. misionera difiere de H. microlepis en los radios no ramificados de la aleta dorsal (2-4 vs 2), el número de escamas a lo largo de la línea lateral (40-43 vs.43-47) y un menor número de escamas alrededor del pedúnculo caudal (20 vs 22-24, por lo general 24). H. misionera difiere de H. teres por número de escamas en la línea lateral (40-43 vs 38), el número total de radios (14-16 vs 13) y de radios no ramificados (2-4 vs 3) de aleta dorsal, el número total de radios de la pectoral (12-14 vs 13-15), el recuento total vértebras (39-40 vs. 42), la base de la aleta dorsal (16,7-20,9 vs 16,2-17,6% de longitud estándar) y la profundidad del cuerpo (20,6-25,4 vs 17-20,6% de longitud estándar) más grandes. Finalmente, H. misionera se puede distinguir de la recientemente descrita H. mbigua por un hocico marcadamente más corto (20,4-24,7 vs 25,2-28,6% de longitud cefálica) y menor distancia pre-nasal (12,5-16,2 vs 15,2-18,4% de longitud cefálica). H. misionera difiere también de H. mbigua por el perfil dorsal de la cabeza marcadamente lineal vs. perfil dorsal marcadamente cóncavo; mandíbula inferior, ya sea con bandas marrones, puntos o manchas vs. siempre cinco bandas transversales distintivas de color marrón; infraorbitario 5 carente de poros en el canal infraorbitario laterosensorial vs. infraorbital 5 con un poro, última serie de escamas verticales en el pedúnculo caudal formando una marcada curva vs formando una línea relativamente recta. Finalmente, el patrón de color también contribuye a la discriminación entre H. misionera y H. mbigua
 

QUIERO SUMARME

Gracias a tu aporte:

  • Recuperamos más Bosques!
  • Restauramos más Biodiversidad!
  • Cuidamos mejor el Ambiente!
Contactanos